Más de 100 alumnos recibirán este año educación sexual por parte de Instituto Centta

Hoy en día, el acceso a información está al alcance de todos, ya sea acudiendo a bibliotecas, a profesionales o a través de un simple “click” en Internet. Sin embargo, toda esta información, además de ser excesiva, está desestructurada e inconexa, por lo que en numerosas ocasiones es peor el remedio que la enfermedad. Si esto nos ocurre sobre temas cotidianos, más aún con un tema tabú para la sociedad, como es la sexualidad.

Entre las diferentes actividades de formación que realizamos en Instituto Centta, se encuentran los cursos de educación sexual dirigido a adolescentes de entre doce y dieciséis años. El objetivo principal es dar una información clara y precisa de lo que significa la sexualidad y cómo vivirla de forma responsable y sin riesgos, aclarar dudas sobre mitos y creencias,  y aceptar de forma positiva y natural esta característica humana.

Los cursos los estructuramos en diferentes módulos. El primero de ellos es para fijar conceptos, como son la sexualidad, las funciones que cumple y las características básicas que presenta. El segundo, biología básica: anatomía masculina y femenina tanto de genitales externos como internos, las fases de la respuesta sexual humana y los cambios fisiológicos más representativos de ellas, tanto en hombres como en mujeres. Los métodos anticonceptivos, métodos barrera  y métodos definitivos se trabajan en la tercera sesión. Y, por último, se hace un repaso de las enfermedades de transmisión sexual con mayor presencia en la actualidad, junto con sus síntomas principales y formas de transmisión.
Ya que se el contenido es muy amplio, cada explicación está acompañada de actividades grupales e individuales que luego se ponen en común, con el objetivo de fijar los conocimientos de forma práctica.

Los alumnos suelen estar satisfechos con esta manera de recibir la información, pues rompe con el estilo directivo en el que se suelen impartir las clases. Además, aprenden rápidamente a participar y hablar de forma natural sobre la sexualidad, dándoles herramientas para poder poner en común sus dudas.

Así queda reflejado en los cuestionarios de calidad que realizan los alumnos al finalizar el curso. En ellos, puntúan el contenido, orden de los temas, el nivel de comprensión, los materiales utilizados y las actividades realizadas. En todos ellos, la puntuación media obtenida estuvo en torno al 9 en una escala sobre 10.

Gracias a estos datos y a la importancia percibida por los colegios en que sus alumnos sean formados en este tema, contamos para este año con más de 100 alumnos para nuestros cursos.