El coaching como herramienta para la potenciación

Gran parte de la sociedad actual busca una situación laboral donde se les ofrezca estabilidad, seguridad y condiciones fijas que no fluctúen a pesar de las dificultades que tenga el entorno empresarial. Las nuevas reformas laborales, el desempleo y los recortes tanto en la administración pública como en el sector privado, han agudizado aun más el deseo de alcanzar esas condiciones que facilitan la supervivencia. Pero, ¿qué pasa con todas aquellas personas que desean poner en marcha sus ideas? ¿Qué lugar ocupan los emprendedores? ¿Con qué recursos cuentan?

Los emprendedores siempre han tenido que luchar contra multitud de variables que han podido suponer obstáculos en su creación y desarrollo. Problemas de financiación, problemas de capital inicial, tesorería, aumento de capital social, inversión, concesión de créditos, etc, etc.

Todas estas dificultades son las que hoy en día se ven más afectadas. Por ello, es necesario adoptar estrategias y gestionar más recursos.
Una vez el emprendedor ha conseguido crear la estructura de su plan de empresa, de modo que la financiación es mínima y el proyecto es viable, es el momento de adoptar herramientas y técnicas que potencien al emprendedor y por ello rentabilicen la estructura de su empresa.

Hablamos entonces de maximizar competencias, habilidades y aptitudes. Hablamos de canalizar puntos débiles y potenciarlos de forma que se conviertan en un impulso para la adaptación. Hablamos del cambio de perspectiva, de la capacidad de toma de decisiones, de la habilidad para orientarse a resultados. Hablamos de integrar potentes herramientas de coaching con las que lograr los objetivos establecidos y alcanzar el éxito.

Detectar tus puntos fuertes y ser consciente de cuales son tus debilidades, posibilita la apertura, el rediseño de estrategias, posicionarte como empresario y posicionar tu empresa, crecer, desarrollarte y fomentar la organización y trabajo de tus equipos.

Podrá estructurar su propio plan de acción, de modo que pueda ir planteándose estrategias y reorganizarlas según las demandas del entorno y sistema.

El coaching como herramienta para el crecimiento, estructura y facilita el proceso por el cual el emprendedor detecta sus competencias y plasma su plan de acción, ayudándole a redirigir su camino y acompañándole en el proceso de toma de decisiones. Una herramienta crucial para potenciar tus recursos y alcanzar tus metas.

Laura Pérez Martínez
Directora de Recursos Humanos y Coach en Brainprise