Comienza un nuevo ciclo, ¿será el definitivo?

Tratar la obesidad y el sobrepeso como si solo fuesen problemas físicos o estéticos es sinónimo de fracaso. La influencia de los aspectos psicológicos cobra mayor fuerza y está cada vez más relacionado, como sufrir depresión, ansiedad o el estrés diario. Muchas personas piensan que no tienen demasiada relación, cuando la realidad es que están fuertemente asociadas.

Cuando se acaban las ansiadas fiestas navideñas nos enfrentamos a una triste realidad. No solo hemos recuperado los kilos que nos costó perder con tesón, sacrificio y mucho esfuerzo, sino que descubrimos que hemos cogido alguno más.

Con la familia de por medio y el justificante navideño, no hay límites, no hay exigencias y todo vale. Quizás se trate de un premio que nos ofrecemos a nosotros mismos porque no nos podemos premiar de otra manera o de nuestro castigo por no conseguir hacer las cosas de manera diferente.

Sin entrar en mas detalles y quedándonos con lo que realmente nos preocupa que no es otra cosa que nuestro peso.  Es el turno de los cambios y de los propósitos. Nos proponemos metas inalcanzables y nos exigimos su consecución a corto y medio plazo, y lo único que obtenemos es más frustración.

Quizás es hora de probar esas nuevas pastillas o la nueva dieta de moda. Quizás pueda emplear mis ahorros en colocarme un balón intragástrico. No importa el que, nada funciona sino modificamos nuestros hábitos y nuestra relación con la comida.

Nos pasaremos todo el año persiguiendo nuestra meta y puedo asegurar que el coste que nos vamos a dejar por el camino va a ser muy alto. Llegaremos a las próximas navidades y como mínimo estaremos en el mismo peso que hemos acabado estás últimas, sino llegamos con alguno de más. Y vuelta a empezar.

¿Quieres romper este círculo vicioso? Pues comienza a plantearte que el problema no es el peso, sino lo que lo provoca. Reconocer que el problema comienza con una mala relación con la comida es el primer paso.

Los equipos profesionales formados por dietistas-nutricionistas y psicólogos especializados son tus mejores aliados para conseguirlo.

Alfonso Méndez Alegre
Unidad de Obesidad y Sobrepeso